Segnalazione di Diego Pappalardo    

El Gran Rabino de Italia, Riccardo di Segni, elogió a los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, los cuales fueron canonizados hoy en el Vaticano. “Ellos impulsaron de un modo significativo el mejoramiento de las relaciones entre el cristianismo y el judaísmo”, dijo, esta mañana desde Roma, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias.

Además se refirió a la visita del Papa Francisco a Israel, que se llevará a cabo en mayo, y dijo: “Anhelo y rezo para que su viaje ayude al mejoramiento de las relaciones”.
Durante el evento de canonización, que fue seguido por casi un millón de personas que acudió a la Santa Sede y varios puntos de Roma, El papa Francisco pidió “honrar la memoria y las enseñanzas” de sus predecesores Juan Pablo II y Juan XXIII, al proclamarlos santos.
También en diálogo con AJN, el Rabino Sergio Bergman, quien participó de la ceremonia, dijo: “Esto es un hito por supuesto de la Iglesia católica, porque el proceso de canonización le es propia, donde la novedad es que en un solo acto se canonice a dos figuras tan trascendentes”, aclaró Bergman.
“Juan XXII es el Papa bueno, que para nosotros es sumamente importante, porque ahí viene la Iglesia que ya no es sólo de la iglesia sino de la humanidad.  Es el Papa del concilio vaticano segundo y lo que se conoce de la Iglesia post conciliar, donde el reencuentro con las religiones en general y el judaísmo en particular dio por terminado un ciclo de falsa acusación del pueblo judío”, dijo.
“El otro Papa, que también será canonizado como santo, Juan Pablo II, para nosotros es tan importante sobre todo para aquellos que lo pudimos conocer en persona en la Argentina, cuando yo era un referente de la juventud judía y pude compartir con él su visita a nuestro país. Él cierra el círculo que abrió Juan XXIII y dijo que los judíos son los hermanos mayores en la fe”, detalló Bergman.
Por su parte, el Rabino Skorka, quien también asistió a la ceremonia destacó, a AJN: “Se va a honrar a dos pontífices que dejaron una huella en la senda del diálogo judeo-católico”.
“Sabemos documentadamente que siendo nuncio apostólico en Estambul, Juan XXIII salvó a muchísimos judíos de las garras del nazismo”, mientras que “Juan Pablo II fue aquel en cuyo papado se establecieron las relaciones diplomáticas plenas entre el Vaticano y el Estado de Israel, quien realizó una visita histórica (al Estado judío para el Jubileo del año 2000) con éxitos memorables, entre los cuales cabe mencionar el escrito pidiendo perdón por los errores del cristianismo contra el pueblo judío, que colocó personalmente en el Muro de los Lamentos, el Kotel Hamaarabí”, destacó.
Claudio Epelman, director del Congreso Judío Latinoamericano, quien también asistió a la canonización, expresó: “Estos dos Papas muy queridos por el pueblo judío fueron artífices indiscutidos del acercamiento entre ambas religiones. Vivimos un gran momento de hermandad entre católicos y judíos, pero esto no siempre fue así: la historia da cuenta de cientos de años enfrentamiento”.
“Fue Juan XXIII quien marco el quiebre en la historia, y reformuló la relación entre judíos y católicos, e inequívocamente Juan Pablo II fue el impulsor de estas ideas. Conozco personalmente al Papa Francisco y será él el líder de la iglesia cuando se cumplan 50 años del histórico documento Nostra Aetate, que reinició la relación entre católicos y judíos, y sin dudas dará gigantescos pasos en la construcción de entendimiento y hermandad con los judíos”, explicó.
(Wojtyla junto al rabino Toaff de la sinagoga de Roma, 1986)
El evento también con la participación de Claudio Presman, como secretario del CJL, David Rosen, actual director del Departamento de Asuntos Interreligiosos del Comité Judío Estadounidense (AJC, por su sigla en inglés) y el secretario del Superior Rabinato de Israel, Oded Wiener.
Además, según informó el medio Infobae, la Argentina también participó de la canonización con una comitiva oficial que incluyó a representantes de la mayoría de los principales partidos políticos. Al frente de la delegación estuvo el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.
Luego de finalizada la ceremonia, el canciller Héctor Timerman, quien también asistió, se acercó al Papa junto al titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Mario Barletta; el jefe de la bancada del PRO en Diputados, Federico Pinedo; y el secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri.
Durante el viaje del Papa Francisco a Tierra Santa, que se llevará a cabo  del 24 al 26 de mayo, el Pontífice visitará Israel, Jordania y la Autoridad Palestina,  se encontrará con funcionarios israelíes y palestinos así también como líderes religiosos judíos, católicos, ortodoxos y musulmanes.
Mientras esté en la región, se reunirá con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en Bethlehem, donde celebrará una misa masiva en la Plaza Manger de la ciudad, visitará el Muro de los Lamentos y el Museo del Holocausto Yad Vashem, y se encontrará con el presidente israelí, Shimon Peres, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, junto con los dos grandes rabinos de Israel.
Fuente:News IG